Tigres vs América, final soñada en tiempos difíciles

   Melissa Estrada    23 Dic 2016


La gran final de Liga Mx ha sido, sin duda alguna, el acontecimiento más esperado en el ámbito deportivo; ni siquiera la participación de las águilas en el mundial de clubes pudo desviar un poco el foco de atención en la tan esperada final. Ver de nueva cuenta disputarse el título de Liga a Tigres y América es verdaderamente un regalo de navidad, pues a diferencia de años anteriores, hoy el panorama es distinto y eso hará que sea inevitable disfrutarlo.

Tigres llega como amplio favorito y lo sabe, pues tuvo un torneo con mayor regularidad, su plantilla creció al contar con nueva ofensiva y de esa manera darle todas las armas a “Tuca” Ferretti para pasarle por encima a cualquier rival con un maravilloso futbol. Por su parte, América llega a la final como nunca antes lo había imaginado, arrastrando problemas deportivos, cansados y por ende, como “victima”. Aunque ha salido avante de los problemas que se presentaron, las águilas no podrán negar que la celebración de su “Centenario” no fue lo que esperaban y ante ello es donde se encuentra su mayor fortaleza; las águilas saltaran al terreno de juego más aguerridas que nunca, con hambre de triunfo y de redimir todos los sinsabores obtenidos en el torneo, aún tienen una cuenta pendiente con su afición y la única alternativa es salir a matar.

¿Tigres vs América será de verdad una final soñada? Si, si lo es… Pues aunque los felinos lleguen en un mejor momento, las águilas darán pelea, seguro este será uno de los encuentros más cerrados, emocionantes y poderosos, pues ambos equipos pueden presumir de tener un gran trabajo deportivo en los últimos años con una gran efectividad, talentos con gran experiencia y piezas clave que si el DT sabe mover en el momento preciso pueden ser factor para obtener ventaja o en su defecto el triunfo. Queda más que claro que en América el “lavolpìsmo” no existe, y ante ello, Ricardo Lavolpe tuvo que modificar su táctica y estilo para adaptarlo a la plantilla que posee y crear una especie de complicidad entre él y los jugadores que terminan por resolverle los partidos, tal y como lo ha hecho con Oribe Peralta, Darwin quintero y Osvaldo Martínez.

Por su lado, la historia entre “Tuca” Ferretti y sus jugadores es totalmente distinta; en Tigres el estilo ha sido factor siempre, pues el profe ha sido fiel a este desde que llego al cuadro felino, solo que ahora hay una gran variante, André-Pierre Gignac. La confianza y complicidad que ha creado este par es inigualable y envidiable, pues la conexión es más que evidente en el terreno de juego cada vez que con tan solo una señal o una mirada el delantero sabe perfectamente que es lo que hay que hacer, consigue una oportunidad y te aniquila. El resultado de hoy o del domingo es incierto, lo que es seguro es que sería un gran error apostarle al que llega en mejor momento anímico. América puede dar la sorpresa, romperse el alma en terreno de juego y una vez más arrebatarle de las manos el título a Tigres; aunque de ser así, no sería una novedad. Al final de cuentas el que más necesita este título son las águilas… ¿O no?