Esto no se acaba, hasta que se acaba ... ¿reloj sobre beisbol?

2018 Feb 01

   Karina García / @laKaro_gc    2018 Feb 01


"Esto no se acaba, hasta que se acaba", emblemática frase conocida por todo fanático beisbolero, creada por el gran y legendario Yogi Berra. Frase sencilla que ha pasado de generación en generación y que los intelectuales de la letra calificarían de pleonasmo , pero si has vivido el drama del séptimo juego de la serie de campeonato, parte baja de la novena entrada; tu equipo abajo en la pizarra por una carrera, corredores en primera y tercera, dos outs en la pizarra y cuenta llena. En la caja de bateo el pelotero que te ha demostrado en innumerables ocasiones que los héroes no necesitan capas ni trajes de colores chillantes para salvar el día; sabes que esta frase encierra tanta verdad como el voltear tu gorra al revés para invocar a los "dioses del beisbol" y revertir la pizarra a favor.

 

La duración de los juegos de beisbol es un tema que conforme ha avanzado los años se ha convertido en un auténtico debate y análisis e increiblemente éste no se debe a causa de los pros y/o contras deportivos o físicos, si no que va enfocada a los espacios en medios de comunicación, en específico de la televisión. Esa necesidad mercadológica y económica por hacer "rentable" el producto han llevado a pensar en una y mil formas con las que se puede reducir la duración de un juego de nueve entradas o más y que en sus comienzos, como la lucha libre, era sin límite de tiempo.

 

En la actualidad y con la llegada de Rob Manfred como Comisionado de la MLB, tal parece que la necesidad se ha convertido en urgencia. Desde su llegada Manfred ha tocado una y otra vez el tema de reducción de horas de juego, a cambio de alteraciones al juego que atentan contra la esencia del mismo. Sí, se enfoca en conquistar la televisión, solo eso.

 

Entre las propuestas que se han dado como medidas en pro del reloj son: reducir el número de pitcheos de calentamiento en cada camvio de lanzador, limitar el número de cambio de jugadores, así como el número de visitas del coach o manager al montículo. Las anteriores son propuestas que sin alterar la esencia son funcionales, el problema llegó cuando surgieron cambios como el otorgar mediante una señal la base por bola automática, dejando a un lado las posibilidades de jugadas, limitadas o no, que se podrían realizar en cuatro lanzamientos.

 

Esta semana, Manfred anunció que se implementará un nuevo "experimento" durante el Spring Training y el "Juego de Estrellas", este consiste en colocar un corredor en segunda si el juego llega a la instancia de entradas extras. Sí, mágicamente y en búsqueda de reducir la duración del juego un pelotero llegará a segunda base.

 

Las reacciones a dicho "experimento" no se han hecho esperar y en cascada la opinión de periodistas y aficionados se han hecho sentir en foros y redes sociales. Si bien es cierto todo; la vida, el deporte, está en una constante evolución, la realidad es que ésta no debe ni debería de ser anti natural. ¿Cómo explicar en un box score que un corredor llego mágicamente a ocupar una base?, ¿Y si se trata de un juego sin hit y sin carrera? o aun más, ¿de un juego perfecto?, ¿se cambiará y se faltará al respeto la labor de un lanzador por intentar ganar segundos de televisón?.

 

Lo anterior lo digo no como una mente cerrada y tradicionalista, si no como una lógica natural del beisbol, ¿cómo medir la duración de un juego que en su naturaleza no está el predisponer la actuación de dos equipos?, ¿cómo calcular el número de lanzamientos que necesita un pitcher para dominar a un rival?, ¿cómo contabilizar las carreras que aún no han sido anotadas?.

 

En mi opinión y, con todo respeto al alto Comisionado de las Grandes Ligas, me parece que su idilio amoroso que tiene con el reloj y la televisón están muy alejados del deporte rey que representa. Es anti natural, es ridículo, simplemente es todo, menos beisbol.


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

LA CHICA SPORT



Sabrina, la candente exporrista de Cruz Azul que será la nueva voz del Estadio Azteca

Ahora buscará enamorar a los cementeros con su melodiosa voz

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018