México, el pollo en el mole de Concacaf

2018 Mar 02

   Axel Bárcenas / @el_rumour    2018 Mar 02


Presidida por el canadiense Victor Montagliani y con más de medio siglo en funcionamiento, la Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (CONCACAF, por sus siglas en inglés), ha forjado su reputación en la supuesta organización futbolística de selecciones pertenecientes a una zona geográfica donde los garbanzos de a libra son México y Estados Unidos; Ya que el resto, son naciones donde el futbol es lo menos importante, y no por falta de interés, sino porque su precario desarrollo socioeconómico les obliga a comer antes que patear un balón.
 
Sin el ánimo de leerme despectivo, la CONCACAF ha encontrado en estas naciones un millonario sustento para todo su organismo. Y es que con torneos como la Copa Oro y la Copa de Campeones, esta dependencia con sede en Miami obtiene ganancias millonarias; las cuales, provienen de la penosa exhibición de equipos semiprofesionales cuya mayor aspiración es salir de sus países a jugar un partido en un estadio lleno frente a la Selección Mexicana. Quizás generalicé… pues me olvidé de aquellos jugadores que buscan ser fichados por algunos equipos mexicanos, después de haber participado en un espectáculo morboso que muy probablemente terminó en goleada.
 
Tan sólo en la última edición de Copa Oro, donde Estados Unidos se impuso a Jamaica, se tiene registro de una cifra que ronda los 100 millones de dólares; de los cuales, la Selección de Juan Carlos Osorio habría ayudado a recaudar más del 60%, según números de Sports Business Daily; porcentaje del que se desprende venta de boletos, ‘merchandising’, consumo dentro de los estadios y gastos de movilidad en las ciudades donde el equipo jugó.
 
Aunado a lo anterior, diario el Economista expuso hace unos meses que asistir a un partido del Tricolor en instancias de Copa Oro, tiene un valor promedio de 148 dólares por boleto: algo así como mil 280 pesos, en partidos donde el poder de convocatoria es de un 80%; es decir, 8 de cada 10 localidades son vendidas. Por ello no resulta sorprendente ver al combinado tricolor siendo ayudado por el arbitraje o jugando a placer ante selecciones como Trinidad y Tobago, Guatemala o Belice.
 
Por increíble que parezca, pese a las diferencias diametralmente marcadas, a México le ha tocado sufrir en estos ‘partidos moleros’. Y es que se ha convertido en el rival a vencer; sin embargo, aunque esto podría denotar una especie de supremacía deportiva no lo es, pues el combinado tricolor ha crecido al mismo ritmo que sus rivales del área; sin embargo, en cuestiones de publicidad, la imagen de ‘Tri’ como el rival a vencer, ha servido para generar mayores expectativas en los aficionados rivales y por consecuencia, una venta de boletos mucho más robusta.
 
Pasando por alto algunas otras irreverencias de CONCACAF, como poner a participar a equipos que no están afiliados a la FIFA o la carencia de un sorteo para definir los grupos en Copa Oro y Copa de Campeones, ahora se dieron a la tarea de incrementar el número de participantes en la ‘Gold Cup’, pasando de 12 a 16 participantes. Como si jugar ante combinados como El Salvador o Haití no fuera suficiente, ahora los aficionados tendremos la oportunidad de mirar duelos ante selecciones de Surinam, San Cristóbal y Nieves, Guadalupe o Antigua y Barbuda, demarcaciones donde el fútbol ni siquiera está profesionalizado.
 
Pero… tampoco seamos tan duros, digo, ¿A quién le dan pan que llore? Para una selección ‘marquetinera’, acostumbrada a la falta de exigencia, conformista y que además es el sustento de una Confederación corrupta y mediocre, no hay nada mejor que tener más pretextos para seguir justificando sus fracasos en las instancia de gran envergadura.

Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

LA CHICA SPORT



Yanet García, la Diosa Azteca de la Selección Mexicana

La conductora festejó de una forma bastante sensual el triunfo del ‘Tri’ ante Alemania

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018