WrestleMania 34, ¿fue un evento que cumplió las expectativas?

2018 Abr 12

   Darian Martinez/@Thundermouse101    2018 Abr 12


Así como el año pasa, también pasó otra semana del evento más grande de la lucha libre a nivel mundial, WrestleMania, donde todo el mundo puso sus ojos y se prepararon para ver todo un fin de semana lleno de espectáculo.

Si bien pudieron revisar en mi columna anterior, di mis razones por las cuales no debían dejar pasar un evento como este. Tres eventos de lucha libre es algo que cualquier fan agradecería, los cuales eran, el salón de la Fama de WWE, NXT TakeOver y WrestleMania, sin embargo ¿será que estos eventos que WWE nos regaló, cumplieron las expectativas? Y después varios días que hablaron de ellos, ¿si fueron tan buenos como todos dicen? Es por eso que en esta columna diré mis opiniones sobre los eventos de este fin de semana, más en especifico del evento de NXT y WrestleMania, donde la acción corrió.  

Primero opinaré sobre NXT, les puedo decir que fue un evento fantástico, como les había descrito, los eventos de la marca amarilla son garantía de espectáculo luchistico y esta no fue la excepción. Bien podría decir que el evento estuvo perfecto, la presentación de un nuevo campeonato como el Campeonato de Norteamérica y en lucha de escalera, una entrañable estipulación entre los fanáticos de WWE fue adecuada además de que todos los luchadores de cartel medio podrán tener una oportunidad de luchar por algo; cabe destacar que los nuevos en el roster de NXT, EC3 y Ricochet, también dieron un espectáculo y su forma de presentarse en WWE no fue decepcionante.

 

La lucha entre mujeres puede que haya sido el negrito del arroz, sin embargo, Shayna Baszler demostró que es una mujer de cuidado al vencer a Ember Moon y capturar el campeonato femenino de NXT, además de que su antecedente en las MMA le daría más peligro ante toda la división femenina de NXT. La lucha por los campeonatos en pareja fue increíble, aparte de la química entre luchadores que hizo que el encuentro estuviera movido y dinámico y lo que le dio el punto máximo fue ese final tan increíble, la traición de Roderick Strong para unirse a The Undisputed Era es algo nadie se espero y tenía tiempo que no se veía un final así en el ring, ahora está en claro que este equipo podrá ser muy amenazador en los próximos meses en NXT.

 

La lucha entre Aleister Black y Andrade ‘Cien’ Almas, fue igual de buena, se puede decir que casi no hubo trasfondo entre ellos y eso es a veces el punto en contra de NXT, el falta de trasfondo en las rivalidades, debido a que eso pasa a segundo punto, sin embargo el flujo de la lucha no volvió a decepcionar, tanto Black como Almas dieron lo mejor de su repertorio, igualmente hay que reconocer la participación de Zelina Vega en la lucha, como es costumbre en los managers, siempre encontraran una manera de hacer ganar a sus protegidos, tal vez esta lucha no estuvo casi a la altura de la de Enero pasado entre Johnny Gargano y ‘Cien’ Almas, pero no fue tan mala, sin embargo, puede que la coronación de Black llegará un poco rápido y Almas no lo hizo tan mal como monarca, solo esperemos que no hagan a un lado al mexicano y obtenga una revancha ante Black.

 

Y la ultima de la noche fue entre dos ex amigos, Johnny Gargano y Tomasso Ciampa, si bien pudo notar, estos dos tienen un trasfondo muy grande y eso creo expectativa en la lucha, la cual, de igual manera no fue mala, tuvo sus momentos de drama y destrucción pero la verdad no podría hablar más de ella, el ritmo del encuentro fue algo lento y no me quejo, fue para crear incertidumbre en la publico.

 

 

En mi conclusión sobre TakeOver, puedo decir que no hubo nada de malo, fue un gran evento, solo un punto que destacaría sería la forma en que se acomodo el cartel, personalmente no me gusto que la de Gargano y Ciampa fuera la última, pudo haber ido bien en el medio por el ritmo de la lucha, además si agregamos lo agotados que ya estaban los asistentes le pudo haber dado un punto encontra y si se hubiera agregado la lucha de escalera, pudo haber sido un final increíble para el evento, además de empezar a darle seriedad el nuevo campeonato norteamericano. 

 

Después de NXT viene WrestleMania, el día más esperado por todos. La primera queja que podría encontrar sería la duración del evento. Honestamente casi 7 horas fue demasiado exigente, no le voy a mentir, hubo ocasiones en las cuales me dormí un poco y en las cuales podía ver por el televisor como ya muchos fanáticos estaban cansados en especial en el evento estelar, pero de eso hablaré después.

Puedo decir que no fue un mal WrestleMania pero sigo prefiriendo al del año pasado, casi no destaco nada del Pre Show, pero debo lo único que salvo de él, fue la batalla de André El Gigante, donde Matt Hardy ganó y la verdad fue un digno ganador de esta pelea e inclusive su universo puede que despegue más aquí y al lado de Bray Wyatt, quien tenía tanta irrelevancia que puede que al lado de Hardy, tenga el boom esperado que buscaba.

En cuanto a las luchas del evento destacaré pocas, primero la lucha entre Charlotte y Asuka, una lucha que unió a dos de las figuras más imponentes en el actual roster femenino de WWE y que dieron una gran lucha, que al final terminó con la primera derrota de la nipona después de casi dos años y medio invicta y que a mi parecer, Charlotte fue la indicada para terminar con esta racha. Otro momento que destacó fue el regreso de The Undertaker ante John Cena, quien destrozo a la cara de WWE en menos de tres minutos, al principio se pudo ver como una paliza en toda la extensión de la palabra pero esto pudo  haber significado otra cosa, tal vez fue el adiós digno que este gladiador merecería a diferencia de año pasado, pero todavía no se ha dicho algo al respecto y con John Cena, puede que sea un cambio para él.

 

Los encuentros que más resaltaron fue la revancha entre Nakamura y AJ Styles, la lucha fue increíble, eso no lo niego, ambos mostraron lo que ya habíamos visto anteriormente y eso hay que agradecerlo y el final de esa lucha, la traición de Nakamura ha dado un giro increíble a la WWE, después de todo el apoyo que dieron los fanáticos a este luchador, parece que les ha dado la espalda y ha ocasionado el repudio de la afición, lo que falta es saber qué es lo que sigue para el japonés. El debut de Ronda Rousey es lo que debo destacar mucho del evento, a pesar de ser su primera lucha en WWE, ‘Rowdy’ no decepcionó e incluso con el apoyo de Triple H, Steph McMahon y Kurt Angle, lució aún mejor, donde toda la lucha fue entretenida y nadie se perdió un detalle de ella, solo esperemos que así como luchó Ronda en WrestleMania, así sea en toda su carrera en WWE.

 

Y el evento estelar entre Brock Lesnar y Roman Reigns, bueno, la verdad solo fue una repetición de lo que habíamos visto un tiempo atrás en WrestleMania 31. Ambos luchadores no tienen todo el apoyo de los fans de WWE, además de que, volviendo al tema del horario, todo mundo estaba cansado, solo esto causo el abucheo masivo de los fanáticos, tachando de aburrido este encuentro y no los culpo, yo me aburrí también e incluso puede que el encuentro haya tocado un punto de desesperación que hasta a la sangre se recurrió, pero lo que si causó eco fue esa victoria de Lesnar, que todo el mundo se sorprendió incluso el personal de WWE, ya que se había hablado de una salida de la ‘bestia’ de la empresa y su regresó a la UFC.

 

En cuanto al resto de la cartelera, luchas flojas de poco tiempo, a veces irrelevantes sin embargo, lo que destacó es la lucha por el campeonato intercontinental entre Rollins, Balor y The Miz que fue muy buena donde todos dieron lo mejor y quien salió bien parado de ese encuentro fue Rollins ganando su Grand Slam y también esa ‘gran sorpresa’ donde Braun Strowman eligió a un niño de nombre Nicholas para ser su compañero por el campeonato en parejas de RAW, algo que muchos no estuvieron a favor por la ‘seriedad’ del negocio y otros que se alegraron mucho por el joven, quien obtuvo su gran momento en WrestleMania y ya lo tratan como un ídolo.   

Para concluir, si tuviera que darle una calificación a WrestleMania sería un 7, de regular a bueno, tuvo uno que otro momento memorable y entretenido, pero la irrelevancia de varios encuentros, además de la duración del evento puede que no le haya dado tanto favoritismo.

Y para terminar… solo hay que esperar el próximo año para ver con que sorprenderá WWE, nos vemos WrestleMania 35.   


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

LA CHICA SPORT



Lluvia Carrillo, la ‘felina’ que domó al Tigre

Esta presentadora de TV se ha robado los corazones de propios y extraños, por su amor hacia el conjunto de los Tigres

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018