"Imaginémonos cosas chingonas"

2018 Jun 26

       2018 Jun 26


Si pudiera modificar un dicho para lo que está pasando sería "a oídos sordos, palabras necias" y es algo más que claro luego de las primeras dos demostraciones de la Selección Mexicana comandada por Juan Carlos Osorio en Rusia 2018. En el primer encuentro contra Alemania, supo jugarle de tú a tú al campeón del mundo, temido por los demás participantes en el Mundial. Y el sábado pasado derrotó con superioridad a Corea del Sur pero el problema persiste, seguimos teniendo la mentalidad pesimista de la que Rafa Márquez habló tras la victoria ante los teutones.

Ya hablé en mi columna de la semana pasada sobre el cambio de mentalidad que podría significar el tener un gran Mundial en Rusia. Obviamente entiendo que no puede pasar de la noche a la mañana, o en términos futboleros y de mundiales, de una jornada a otra. Sería un milagro que pasara. Pero hubo un par de horas en las que desapareció una mentalidad que no mencioné hace ocho días y sin embargo es otra de las columnas principales de la prensa tóxica y/o amarillista que mencionaba.

Se trata de esa idea de que México compartía grupo con tres Alemanias, la Alemania campeona del mundo, la Alemania nórdica y la Alemania asiática. Y no hay que hacernos de la vista gorda, porque hubo momentos y medios en los que casi firmaban que México terminaría la fase de grupos sin puntos, sin argumentos futbolísticos más que “los tres rivales son difíciles”.

El partido ante Corea tuvo esa hipocresía de la que hablé hace una semana, pero más marcada, más resultadista, pues el ánimo duró 93 minutos, porque con el golazo de Son Heung-Min, que ni el más experto o brujo en el fútbol tiene presupuestado, empezó a salir de su cueva una tercera parte de todos aquellos que creían en la teoría de las tres Alemanias. Y ojo, porque tres horas después, con una genialidad de Kroos ante Suecia sobre el final, terminaron de salir las otras dos partes, con el “aún con los seis puntos pueden quedar eliminados”.

Una entrevista de Javier Hernández con David Faitelson se ha vuelto viral en los últimos días, donde el ariete mexicano es claro con una petición, misma que nombra mi columna de esta semana. Y quisiera reiterar la petición, esperando que sea esta fórmula la que erradique la mentalidad pesimista en nosotros los mexicanos, que nos haga entender que ya estamos viviendo otros tiempos.

Fuera de pedir que los sueños se echen a volar, los hechos hablan y la realidad es que Suecia ha mostrado poco, contra Corea (sí, a la misma a la que ya se le ganó) apenas derrotándolos por marcador de 1-0 y contra Alemania (y sí, también, a la misma a la que ya se le ganó) demostró ser un equipo ratonero, que sólo supo defender ante los campeones del mundo.

Tampoco quiero que se me confunda con un fanático, pues soy consciente y comparto la opinión de Guardado, quien aseguró que los tres puntos ganados ante Alemania tenían el mismo valor que los ganados ante Corea y que eran tres puntos más, por los que no les entregarían la Copa o algún reconocimiento extra. También quiero dejar en claro que entiendo que mañana puede pasar una catástrofe, pues al final esto es fútbol y así como México puede perder ante Suecia, también Alemania puede perder ante Corea.

Luego del encuentro contra Corea me surgió una teoría donde no veo tan descabellado que probablemente Juan Carlos Osorio tenga un plan para cada selección dentro del torneo, pues ante los asiáticos también demostró tenerlos bastante bien estudiados.

"Imaginémonos cosas chingonas".

 


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

LA CHICA SPORT



Cindy Álvarez, la mujer que tiene a Mateus Uribe ‘volando bajo’

El jugador del América habría bajado su rendimiento debido a sus problemas del corazón

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018