Relatos rumbo a Rusia: el día en que el Mundial de Inglaterra 1966 fue salvado por un simple perrito

2018 Jun 07

   Darian Martínez/@Thundermouse101    2018 Jun 07


Si hablamos de historias que se cuentan cada vez que está a punto de iniciar un mundial de futbol, una digna de contarse es cuando el mundial de Inglaterra que se realizó en el año de 1966 y que el país sede la ganó, estuvo a punto de no realizarse debido al robo del enigmático trofeo Jules Rimet y de cómo un simple perrito de nombre ‘Pickles’, terminó salvando la celebración de la justa.

Cabe recordar que en aquellos años, la copa del campeonato mundial de futbol, el trofeo Jules Rimet, tenía un diseño muy diferente a la que conocemos actualmente, con una medida de 35 cm, un peso de 3.8 kg y donde destaca la figura de la diosa griega Nike, diosa de la victoria, todo este trofeo estaba bañado en oro. Incluso tuvo una historia en la segunda guerra mundial donde esta presea fue salvada de los nazis por el presidente de la federación italiana de futbol, pero esto será para otra ocasión.

La historia de la cual hablaremos hoy es la siguiente. El día 20 de Marzo de 1966, cuatro meses antes de iniciar el mundial de Inglaterra, el trofeo estaba siendo exhibido al público en el salón central de Westminster, iglesia y salón de usos múltiples ubicado en el centro de Londres, bajo un fuerte sistema de seguridad. Más tarde en ese día, mientras se realizaba un oficio religioso en el recinto, los dos guardias que estaban resguardando el trofeo perdieron de vista la copa y está fue robada en un santiamén, incluso el ladrón se dio el lujo de mantener intacta la vitrina donde estaba, dejando así en ridículo a la seguridad. Horas después del robo, la policía recibió varias descripciones del sospechoso, describiéndolo como un sujeto alto, delgado, de tez pálida y cabello moreno, al cual encontraron tiempo después.

Mientras transcurrían las horas y los días posteriores al robo, la Federación Inglesa (FA), quien se convirtió en el hazmerreir del mundo por perder el tan valioso trofeo,  tuvo que construir una réplica del trofeo en caso que este no apareciera, afortunadamente, siete días después, el trofeo fue encontrado.

El día 27 de Marzo, un ciudadano de nombre David Corbett paseaba a su perro de nombre ‘Pickles’ en una zona del barrio de South Norwood, al sur de Londres. Mientras ambos paseaban tranquilos por la banqueta, Pickles, se alteró por un momento y se dirigió a olfatear un seto que estaba rodeado por muchos arbustos, mientras Corbett se dirigía a ver lo que su perro hacia, encontró entre los arbustos un objeto envuelto por papel periódico, al principió creyó que se trataba de un explosivo por lo sospechosamente envuelto que estaba pero al abrir una parte del paquete, descubrió unas palabras que decían: ‘Alemania Occidental-Brasil’ y al abrirlo completamente, era nada más y nada menos que la robada copa Jules Rivet.

Momentos después del hallazgo, Corbett se dirigió rápidamente a una comisaria ubicada en Scotland Yard, donde pasó toda la noche declarando, debido a que él se convirtió en el principal sospechoso del robo de la copa, afortunadamente, no se le acusó completamente del robo y fue liberado, en su lugar, un exmilitar de nombre Edward Bletchley, termino siendo el culpable, ya que admitió actuar como intermediario y pedir un rescate del trofeo al presidente de la FA y fue condenado a pasar dos años en prisión.

Po otro lado, después de difundirse la información sobre el hallazgo del trofeo gracias al can, este y su dueño, fueron condecorados con una medalla de honor por el club nacional de deportes de Inglaterra, a Dave Corbett se le entregó un cheque por 6,000 libras, los cuales aprovechó para comprar una casa y ‘Pickles’, en especial, recibió un cheque por comida gratis de por vida y además se convirtió en un héroe nacional y toda una celebridad en Inglaterra, protagonizando incluso una película, aunque por meses, varias personas estuvieron dudando de la veracidad de esta historia, nada se terminó comprobando.

Ya al final de esta historia, la familia de Dave y Pickles, fueron invitados al banquete que se sostuvo por los festejos de la coronación de Inglaterra en el mundial, donde de igual manera, se le hizo un reconocimiento al simpático perro, llevándose los agradecimientos del capitán de la selección inglesa de ese entonces, Bobby Moore y dándole un permiso especial para limpiar los platos de los invitados a la celebración.


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

LA CHICA SPORT



Yanet García, la Diosa Azteca de la Selección Mexicana

La conductora festejó de una forma bastante sensual el triunfo del ‘Tri’ ante Alemania

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018