La llegada de Maradona, un innecesario ‘lujo’ para el fútbol mexicano

2018 Sep 11

       2018 Sep 11


A nivel mundial Dorados de Sinaloa ha sido el tema de momento, desde la mitad de la semana pasada. Todo gracias a los rumores que vinculaban a Diego Armando Maradona con el club sinaloense, y que rápidamente se transformaron en una realidad. Ahora el mítico jugador argentino es nuevo entrenador del Gran Pez y llega con la meta clara: “Subir al equipo a Primera División”.

Al igual que en el pasado –hace casi nueve meses-, cuando Donovan fue el gran fichaje de la Liga MX al llegar a León, tenemos que volver a calmar los entusiasmos y analizar con la cabeza fría los precedentes del siempre polémico Diego en su llegada al fútbol mexicano. ¿Qué lo trae a México?, y ¿Qué puede aportar al balompié nacional?, esas son las dos preguntas que debemos plantearnos para no perder el suelo.

La respuesta de la primera pregunta es obvia: La relación sueldo/cercanía con Argentina, porque obviamente el Gran Pez no pudo llegar a los 34.5 millones de dólares anuales que el argentino ganaba en Emiratos Árabes Unidos –llegando sólo a los 1.6 millones por temporada- pero, tal como reveló Matías Morlo, Dorados pudo darle una casa con las “comodidades que tenía la de Dubái”, además de “mantenerlo más cerca de Argentina".

La respuesta a la segunda, es todavía más obvia, pero, para oídos un tanto más necios y necesitará de una explicación más amplia:

Hay que aprender a separar, y a la vez no, las diferentes facetas de Maradona, pues como jugador su leyenda es indiscutible y un completo contraste de su carrera como entrenador. Ahora bien, pese a que Antonio Núñez, presidente de Dorados, pida que se separe al ‘Maradona DT’ del que genera problemas hay que entender que el que genera problemas ha sido la misma persona, tanto de jugador como de entrenador, basta con recordar que rompió relaciones con su último club por pedir un aumento de cuatro veces su sueldo para volver a firmar.

Los números de Diego Armando hablan por sí solos en su carrera como entrenador, pues en 1994, cuando asumió la dirección técnica de Mandiyú de Corriente, logró una victoria, cinco empates y seis derrotas en 12 juegos, llegando a un 8.33% de efectividad. Cuando en el 95 tomó las riendas de Racing, apenas sumó dos victorias, tres empates y seis derrotas en 11 encuentros, obteniendo un 18.18% de efectividad. Cuando en noviembre del 2008 sorprendió a todos llegando al banquillo de Argentina, apenas pudo clasificar a la Albiceleste para el Mundial de Sudáfrica, donde cayó en cuartos de final –goleado por Alemania-, siendo además su etapa más exitosa como entrenador, sufriendo solamente cinco descalabros en 19 encuentros, con todos los demás encuentros ganados, llegando a un 73.68% de efectividad.

Pasarían casi tres años para que volviera a asumir una dirección técnica, sería con el Al Wasl, en donde sumaría siete victorias, cinco empates y 10 derrotas en 22 encuentros, con un total de 31.82% de efectividad. Su última experiencia antes de aterrizar en Culiacán fue con el Fujairah, donde con 10 victorias, ocho empates y una derrota logró volver a sobrepasar el 50% de efectividad (con 52.30%).

Hay un dato más al cual se le debe poner atención: El Diego llega a un equipo que en apenas seis jornadas ha logrado sumar tres puntos, producto de apenas tres empates. El panorama está claro, Maradona no tiene nada técnico que aportar a Dorados, solamente basta fijarse en los equipos que ha dirigido y los números que le siguen. Lo único 'bueno' que puede traerle al balompié nacional son reflectores pero ¿Qué tipo de reflectores y a qué fútbol se los lleva?, lo que nos lleva a otra respuesta interesante.

Las notas que Maradona aporta a la prensa internacional casi siempre son polémicas, evidenciando la falta de orden que se le exige en los clubes donde trabaja. El fútbol que exhibirá ante el mundo será uno que eliminó el ascenso, en medio de toda polémica posible, donde se limita la llegada a la Liga MX ‘por el bienestar general’ (puro pretexto para el negocio) hasta el inicio de la temporada 2020.

Considero que la llegada de Maradona a México es la clara ejemplificación del folclore de nuestra liga, pues luego del polémico adeudo que Dorados tiene con su última generación que logró ascender al máximo circuito, de aproximadamente 16 millones de pesos, donde nuevamente la ‘justicia’ favoreció al villano; se dio el lujo de contratar a un entrenador que no es respaldado por su trayectoria e inmediatamente posicionarlo entre uno de los mejores pagados del mundo.

Asimismo hay que aclarar que ni siquiera ha debutado y su inicio ya se vio manchado, y no me refiero a su mudanza bloqueada por los nuevos vecinos, sino a que Dorados violó el reglamente del Ascenso MX, al cambiar el primer partido de Maradona al frente del Gran Pez del 15 de septiembre al 17, por cuestiones de audiencia, donde las reglas de la división de plata indican que debe ser con 15 días de anticipación.

Por mi parte espero de poco a nada del paso de Maradona por nuestro fútbol profesional, con la esperanza de que no deje más sucio el changarro de lo que ya está. En fin, luego del extenso análisis es que solamente el tiempo, de nuevo, dará la razón. Diego Armando deberá respaldar sus palabras con acciones y al final de su etapa con Dorados, como sea que llegue, demostrar que verdaderamente “no viene de vacaciones” y llega “a trabajar”.


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

LA CHICA SPORT



Cindy Álvarez, la mujer que tiene a Mateus Uribe ‘volando bajo’

El jugador del América habría bajado su rendimiento debido a sus problemas del corazón

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018