Vegalta Sendai: El equipo en el que todos deberíamos jugar a un año del 19-S

2018 Sep 19

   Carlos Rodríguez Ávila / @miyagui_flx    2018 Sep 19


El 19 de septiembre es una fecha singular en México, pues en 1985 marcó un parteaguas en la Ciudad de México un sismo de 8.1 grados en la escala de Richter, a las 7:19 que provocó incontables daños y muertes, que hasta la fecha han dejado una cicatriz mental que, para muchos de los que lo vivieron, no ha podido cerrarse.
 
Como si se tratara de una maldición, el mismo 19 de septiembre, pero del 2017, un nuevo sismo, ahora a las 13:14 azotó México, dejando afectaciones en Morelos, Puebla, Estado de México, Tlaxcala, Guerrero, Chiapas, Oaxaca, Veracruz, Michoacán y por supuesto, nuevamente en la Ciudad de México.
 
El mundo del deporte no tardó en solidarizarse con la sociedad, con colectas, incluso deportistas que se sumaron a las labores de remoción de escombros y precisamente aprovechando eso hoy vengo a contarles la historia del Vegalta Sendai, un equipo que supo surgir de las cenizas en el momento que Japón pasó por la peor de sus tragedias.
 
Para ponernos en contexto hay que recordar que el 11 de marzo del 2011 se vivió la peor catástrofe natural en Japón, pues el país nipón, justo a las 14:46 viviría un terremoto de 9 grados en la escala de Richter, que no solamente implicaría el sismo más fuerte de sí historia sino también el más fuerte desde que estos se miden.
 
El sismo, además de haber durado seis minutos, dejar miles de muertes e innumerables daños a lo largo de toda la costa este, también provocaría un tsunami, que vendría a devastar más, si aún fuera posible, un país que ya había sido azotado. 
 
Momentos después de los terribles sucesos, quedó claro que la prefectura de Miyagi, de la cual Sendai es su capital, había sido la que peor la había pasado pues se contabilizaban 10 000 muertos y una devastación sin precedentes. El aeropuerto y puerto marítimo se encontraban destrozados, incluso cualquier tipo de acceso a la región estaba casi bloqueado.
 
Dentro de la región de Sendai, hay un equipo, que por aquel entonces recién había ascendido a la J-League; el Vegalta Sendai sería un estandarte de luz en medio del oscuro momento por el que pasaban los japoneses.
 
En el aspecto social, los jugadores y directivos no esperaron para unirse a las labores de remoción de escombros. El estadio del Vegalta, el Estadio Yurtec fue habilitado como un centro de acopio y como centro de organización de actividades para ayudar al los habitantes de toda la región de Tohoku, que había sido la más afectada.
 
Como dato: las labores del Vegalta trascendieron tanto que incluso fanáticos del Ipswich Town, de Inglaterra y del Seattle Sounders, de la MLS, se habían unido a la causa, realizando colectas económicas para los habitantes de la costa este de Japón.
 
En el plano deportivo pasaría algo sin precedentes para el club. Luego de seis semanas, el fútbol profesional del País del Sol Naciente se reanudaría, con el Vegalta que 'reiniciaría' la liga visitando al Kawasaki de Tokyo, que además afrontaría con la baja de su delantero estrella Marquinhos, quién había abandonado al equipo luego de lo ocurrido. 
 
El equipo de las Águilas saldría victorioso del encuentro remontando un 1-0 en contra en los últimos minutos. Pero la verdadera nota de aquel encuentro sería por parte de la hinchada; 3500 aficionados del Vegalta asistirían al encuentro y entonarían el cántico de los fanáticos del equipo, "Take me home country road" de John Denver, a la vez que todos se tomaban las manos y las alzaban al cielo. Sobre ellos había una pancarta gigante con una clara consiga: "Ganemos por los caídos". La afición no quería que el equipo perdiera hasta que su pueblo estuviera reconstruido.
 
Increíblemente el Vegalta entraría en racha luego de ese triunfo y de sus últimos 13 encuentros solamente caería en uno, llegando a acumular 11 partidos invicto. Estos resultados, producto de ser la mejor defensiva, llevaron a equipo que recién había ascendido a quedar en cuarto lugar, una promesa sin precedentes en la historia del club.
 
El impulso del Vegalta no se detendría ahí y para la siguiente temporada mantendrían el invicto llegando a ser líderes hasta la jornada 17, compitiendo codo a codo con el Sanfrecce Hiroshima, con quien perdería el título en la recta final del torneo.
 
En la J-League 2012 el Vegalta terminaría como la mejor ofensiva del torneo, cual analogía de tener primero que resistir y después ejercer la contraofensiva. El logro, nuevamente histórico, sería dedicado por el equipo para toda la región de Tohoku. 
 
El Vegalta debe ser un ejemplo para todos los mexicanos, tanto aquellos que vivimos en las zonas afectadas del país como para aquellas que no lo fueron. A un año de una de las peores tragedias de México, aún hay muchas personas que quedaron sin casa o con una en condiciones inhabitables, tanto en la Ciudad como en el pueblo más recóndito que ni siquiera imaginamos que existe.
 
Tenemos que demostrar que, como dijo el director deportivo del Vegalta "El terremoto nos sacudió pero no nos abatió".

Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

LA CHICA SPORT



Lluvia Carrillo, la ‘felina’ que domó al Tigre

Esta presentadora de TV se ha robado los corazones de propios y extraños, por su amor hacia el conjunto de los Tigres

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018