Deporte y política, el ‘Gran Circo' de México

2018 Oct 05

   Axel Bárcemas (@el_rumour)    2018 Oct 05


Con el arranque del mes de Octubre, en México ya calentamos motores de cara al evento deportivo del año, el Gran Premio de la Fórmula Uno; si bien, el deporte motor no forma parte de los gustos preferidos de los mexicanos, la realización del GP en nuestro país es motivo de consumo. Y es que la simple idea de albergar un evento de carácter internacional provoca entre asistentes y organizadores un deseo casi insaciable de consumo. No por ello la última edición del GP en México dejó una impresionante derrama económica de casi 15 mil millones de pesos.

Parece que la cifra invita a los organizadores a ofrecer una edición casi impecable, una que saque la mejor versión de cada implicado, incluyendo a los personajes encargados de comandar las instancias gubernamentales para que este Gran Circo se lleve a cabo; sin embargo, parece ser que no será así, pues los bólidos llegaran al Autódromo de los Hermanos Rodríguez, el próximo 28 de octubre, en medio de vertiginosos cambios gubernamentales, que, cual monoplaza sin frenos, parecen arribar a una autopista llena de baches provocados por arcaicos competidores que, durante sus casi 100 años en la pista, poco hicieron por cambiar las condiciones del asfalto por preferir en ganar la bolsa del ganador y bañarse de champaña ante la mirada perpleja de competidores y espectadores.

Es preciso reconocer un aspecto importante, pues estos cambios vienen pilotados por un personaje con largo kilometraje en la política, mismo que parece atribuirle fracasos y ‘derrapones’ de competencias pasadas, pues, aundo a su historial en el velocímetro, da la impresión de repetir las malas prácticas de sus competidores pasados. Muestra de ello es lo ocurrido en la ‘zona de pits’, espacio en donde ya se desplazan nombres como el de Ernesto D’ Alessio, Cuauhtémoc Blanco, Germán Villa, Isaac Terrazas y Gilberto Alcalá; todas, figuras relacionadas directa o indirectamente en el deporte.

Pese a la intención por hacer notar una nueva imagen en esta carrera política, extraña reconocer el nombre de Ernesto D’Alessio como presidente de la Comisión del Deporte, institución que desde tiempos inmemoriales ha servido para lavar dinero, nombres y ocultar un evidente desvío de fondos. El ejemplo está en su actual titular, Alfredo Castillo: exProcurador del Estado de México que durante dicha gestión ‘resolvió’ el caso de la niña Paulette y que en 2016 fue señalado por la Auditoría Superior de la Federación (ASF) de un supuesto desvío de fondos en la CONADE.

Como si algo le hiciera falta a este extraño nombramiento, quien parece tener el título de jefe de mecánicos es el exfutbolista Cuauhtémoc Blanco, puesto que, durante su toma de protesta como nuevo gobernador de Morelos (aunque usted no lo crea), presentó a los exjugadores Germán Villa e Isaac Terrazas como nuevos integrantes de su gabinete. Asimismo, el exsilbante, Gilberto Alcalá, alcanzó a agarrar la curva de Blanco Bravo y se coló entre los nuevos rostros de la política morelense… y no, lo anterior no es un desvarío mío o un ‘enfrenón’ a media recta, sino la realidad que se vive en este Gran Circo mexicano donde el deporte y la política se trastocan sin el más mínimo respeto.

 

Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

LA CHICA SPORT



Lluvia Carrillo, la ‘felina’ que domó al Tigre

Esta presentadora de TV se ha robado los corazones de propios y extraños, por su amor hacia el conjunto de los Tigres

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018