La WWE y su controversial modo ‘Arabia Saudita’

2018 Nov 01

   Darian Martínez/@DThunderMouse    2018 Nov 01


En las últimas semanas, WWE ha estado en la boca de muchos medios especializados debido a la celebración de su evento en Arabia Saudita, Crown Jewel, nación que ha estado en la controversia debido a su reciente caso de asesinato de un periodista, sin embargo, con los esfuerzos del gobierno de los Estados Unidos por detener a la empresa de hacer un evento en territorio que afecta a las políticas de sus países aliados, la empresa propietaria de Vince McMahon ha hecho caso omiso, todo por el bien del negocio, todo desde que la empresa firmó ese contrato con el Reino de Arabia Saudita.

Desde que la WWE anunció que llevaría a cabo el evento de este año post-WrestleMania, The Greatest Royal Rumble, un gran diferenciador hizo saltar a muchos fanáticos, la exclusión de las mujeres del evento, como era de esperarse, la mayoría se pronunció respecto a esta exclusión considerando que la WWE lleva desde hace varios años armando la ‘revolución femenil’  dentro de su filas, sin embargo, esto tristemente forma parte de los valores culturales dentro del país donde se llevó a cabo el evento, donde las mujeres no tienen la libertad de hacer a menos que sea bajo el permiso de sus padres o conyugues, cosa que algo va contra los valores humanitarios que ha adquirido la empresa en esta década.

Ahora, a estas alturas del año, nuevamente la controversia se levantó debido al reciente controversia debido al asesinato del periodista Jamal Khasoggi, en suelo árabe y que levantó la indignación de varios gobiernos aliados y ahí se encuentra Estados Unidos, donde varias empresas de entretenimiento han replanteado sus relaciones con el reino, entre ellas UFC, quien se retiro de un acuerdo de casi 400 millones pero del lado de WWE, esto ha sido lo contrario. El contrato que el gigante del wrestling firmó con Arabia Saudita se da por un periodo de 10 años con expectativas a ganar alrededor de 10 o 20 millones de dólares al año, además, la WWE hizo caso omiso de las suplicas por cancelación porque no quieren meterse mucho en asuntos de política debido a que se han escudado con el argumento de ser una empresa de entretenimiento pero rumbo a este evento de Crown Jewel las cosas han cambiado, incluso han rehusado a mencionar al país sede en varios eventos por el repudio que se ha ganado de varios fanáticos al no querer cancelar el evento y los abucheos que estos acarrea.

Ante este asunto, varios fanáticos han demostrado su insatisfacción a que la empresa haga eventos televisados de mejor producción en otros países como en este caso a diferencia de su propio país, donde de por sí, los fans exigen mejores shows cada que haya un PPV y así valga el dinero que ellos pagan.

Esto de los acuerdos que WWE hizo con el reino de Arabia Saudita, no los planteó la propia empresa, sino que fue idea del príncipe de este país para impulsar una ‘reforma social y deportiva’, con lo cual se escuda WWE pero eso no frena una realidad que ha tenido, sobre desplazar a personas y hacer una crisis humanitaria, temas que fueron criticados por Khasoggi y que probablemente lo llevó a ser asesinado.

A final de cuentas, WWE ha pensado mejor en hacer dinero ocultándose detrás de varios ‘asuntos éticos y cambios culturales’, cuando ellos han hecho lo contrario, para compensar este asunto de no llevar al roster femenino a Arabia Saudita, se llevó a cabo el evento WWE Evolution, algo para ‘impulsar’ aún más a las mujeres en la empresa, hasta los mismos directivos han anunciado que este evento femenino será todos los años y hay que verlo así, con este acuerdo con Arabia Saudita, no llevarán a las mujeres por los próximos 10 años y ellos lo saben, porque son asuntos culturales dentro de este país y no los pueden cambiar a menos que la misma gente recapacite.

No sabemos si dentro de unos años, a WWE le afecte este acuerdo por la situación en medio oriente, que cada vez sigue de mal en peor, hasta la integridad del personal y luchadores que viajan allá es un tema que preocupa a más de uno, para este evento de Crown Jewel, Vince McMahon ha perdido a sus dos grandes referentes, John Cena y Roman Reigns, uno por principios y otro por una lamentable enfermedad e incluyendo a su símbolo que lo marcó durante un tiempo, Daniel Bryan, también por principios. Sin duda, será un tema para reflexionar en los próximos 10 años aunque personalmente, no creo que este acuerdo por una década se cumpla, por lo menos llegará a la mitad y se podría romper por culpa de las mentes detrás de esto, el Reino de Arabia Saudita.


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

LA CHICA SPORT



Lluvia Carrillo, la ‘felina’ que domó al Tigre

Esta presentadora de TV se ha robado los corazones de propios y extraños, por su amor hacia el conjunto de los Tigres

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018