Willie O’Ree: El hombre que derribó las barreras raciales en la NHL

2019 Ene 22

   Carlos Rodríguez Ávila / @miyagui_flx    2019 Ene 22


Durante la semana pasada me tocó que uno de mis contactos me mandara una foto desde el Canadien Tire Centre, en una de las victorias de los Ottawa Senators, equipo de Ontario de la National Hockey League (NHL) y decidí contarles una historia que hace años escuche y, sin lugar a dudas, es una de las más memorables, y olvidadas, del hockey.

Hoy les hablaré de Willie Eldon O’Ree, el primer jugador negro en la NHL, el mismo que derribó todas las barreras raciales que existían en uno de los deportes que solamente eran practicados (de manera profesional) por hombres blancos. 

O’Ree nació un 15 de octubre de 1935 en Fredericton, capital de la provincia de New Brunswick, en Canadá y desde pequeño mostró su gran gusto por el hockey, pero Willie era de color negro y por aquellos años jamás se había visto a un jugador negro en la NHL pero eso no impidió que el joven canadiense cumpliera sus sueños.

Willie inició su carrera a los 15 años (1950) en los Frederiction Falcons y se mantuvo como un destacado jugador (en la posición de ala) hasta que en 1958 se cumpliría su sueño. Los Boston Bruins le ficharon para parchar una plantilla que sufría de lesiones y así el 10 de junio de 1958 O’Ree debutaría ante los Montreal Canadiens, aunque en aquella temporada solamente jugaría ese partido y otro más para luego volver a la American Hockey League (liga de desarrollo de talento para la NHL) con los Springfield Indians.

Cabe destacar que O’Ree fue el primer jugador negro en ver acción en la NHL, mas no el primero en firmar un contrato profesional, ya que en 1950 Art Dorrington firmó con los Rangers de New York, pero jamás tuvo la oportunidad de ver minutos sobre el hielo (sólo jugó en los equipos de ligas menores). Por ser el primer negro en haber jugado en el máximo circuito, a Willie O’Ree se le compara con Jackie Robinson, quien fue el primer jugador negro de la MLB (historia para otra ocasión).

Finalmente, la justicia deportiva llegaría, aunque fuera sólo para O’Ree, y luego de dos años de su debut sería fichado nuevamente por los Bruins, con quienes disputaría 43 juegos y anotaría 4 goles y 10 asistencias a lo largo de toda la temporada.

Luego de su paso por la liga más grande, Willie tendría una gran carrera en la Western Hockey League, donde vestiría los colores de Los Angeles Blades durante seis temporadas, y de los San Diego Gulls, por cinco temporadas.

La carrera de O’Ree tuvo una relevancia más allá de lo deportivo, pues fue quien plantó la bandera de la igualdad en la NHL, donde luego del paso de los años se tiene como requisito para cada pretemporada el enlistar a los jugadores en seminarios donde se combate el racismo, además de que se castigan de manera más contundente todo tipo de ofensa racial.

Los homenajes para el canadiense tardaron en llegar, pero finalmente lo hicieron. En la temporada 2002-2003 fue premiado con el Trofeo Lester Patrick, que se lo otorga a los jugadores de la NHL por haber contribuido con algo más allá de lo deportivo. En octubre del 2015, los Gulls retiraron su mítico número 22. Pero en el año pasado llegó el máximo reconocimiento deportivo.

O’Ree finalmente fue inducido al Salón de la Fama de la NHL y fue toda una fiesta llena de reconocimientos por todo lo logrado. Incluso sus demás equipos (los que aún existen) aprovecharon la coyuntura del premio para homenajearlo en sus respectivas casas.

Esta la historia de Willie O’Ree, el jugador pionero de la NHL, de esos atletas que considero, hace falta que su historia se dé a conocer llevándola a la pantalla grande.

 

Para aquellos que entiendan inglés, les dejo su emotivo discurso de aquel gran día:


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

ATLETA DE LA SEMANA



Lluvia Carrillo, la ‘felina’ que domó al Tigre

Esta presentadora de TV se ha robado los corazones de propios y extraños, por su amor hacia el conjunto de los Tigres

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018