Silver King, su muerte y como todos tuvieron la culpa, otra vez

2019 May 14

   Darian Martinez/@DThunderMouse    2019 May 14


Este fin de semana, lo impensable volvió a suceder en el mundo de la lucha libre, otro de los máximos exponentes de nuestra disciplina cultural se fue, Silver King murió en el cuadrilátero y nuevamente pudo haber sido una situación que se pudo evitar, sin embargo, los factores para esto no estuvieron presentes, entonces ¿el fallecimiento de Silver King fue otra negligencia grave?, podríamos decir que si.

Otro caso que nos remonta al Hijo del Perro Aguayo a mediados de esta década es una evento casi similar, una función en la cual no se contó con el equipo médico para cualquier cosa que llegara a pasar, la verdad, uno de los que está en el cuadrilátero se juega el físico con cualquier movida donde el mínimo descuido por parte de uno de los involucrados podría dar pie a una fractura grave pero en este caso estamos hablando del repentino desvanecimiento de uno de estos, algo que también necesita demasiada atención.

Algo que he notado en este tipo de funciones es a veces la condición deplorable de los recintos donde los luchadores dan espectáculos, prueba de estos videos es los distintos videos de la serie ‘Botchamania’, donde si bien es divertido ver como varios fallan en sus llaveos o movidas aéreas dentro del ring o llamándolos ‘bloopers’,  a veces llegan a suceder cosas en las cuales se dan golpes aparatosas, llámese un lance en el cual nadie le detiene la caída, golpes o caídas directas al cuello, objetos que no se rompen como está planeado y cosas así, algo de lo cual te pones a pensar sobre la salud del luchador.

En mi humilde opinión, en el caso de Silver King no se aprendió sobre lo que pasó con Aguayo Jr., tener personal preparado para atender a los luchadores así como los mismos involucrados en el combate, aquí para nada hay que responsabilizar a su contrincante el icónico Juventud Guerra, hasta el se dio cuenta que algo no iba mal, tal vez esa patada fue de más pero el trato de avisar al referee la situación y el culpable fue este, ya que al final se dio a conocer que no era un árbitro legítimo sino un luchador aún en activo, el veterano Black Terry, quien solo se limitó a seguir.

El trabajo de un referee en la lucha libre, sin duda es algo de vital importancia, el siempre tiene que estar al pendiente de la integridad de los luchadores en cada momento luego de hacer una movida arriesgada o que se haya visto aparatosa, para Black Terry, tal vez esto no lo supo llevar bien, es como si le hubieran dicho “no tenemos árbitro, tú ya eres un veterano y sabes como se hace un trabajo así, solo sal y haz la cuenta de tres” y de eso no se trata, no a cualquier luchador se le puede otorgar un trabajo, pero en algunos casos si la darán la camisa a rayas, necesita ser bien preparado y para el veterano esto no parecía, solo siguió órdenes de alguien que le dio la labor, además eso de parar la cuenta de tres, tardando en dar la última palmada, ya fue innecesario.

A final de cuentas, la organización del evento también resultó deplorable, se dejó pasar mucho tiempo para atender a Silver King, nadie sabía qué hacer en el momento, decidieron dejar que los paramédicos de Londres llegaran a auxiliar pero ya fue demasiado tarde, esto porque no se contaban con médicos en el recinto.

Es increíble que una situación casi igual a la muerte del Hijo del Perro Aguayo haya vuelto a suceder, parece que nadie toma las medidas necesarias a pesar de ser un espectáculo independiente, se que no es tan grande y con luchadores asalariados como vemos en la WWE pero por lo menos que se tomen medidas necesarias, ojalá que de esta trágica pérdida se vuelva a aprender la lección, al por lo cual se formó una Ley de Seguridad para el deporte en México, solo que en está ocasión no aplicó por se en suelo extranjero, para resumir todo este palabrerio, todos nuevamente tuvieron la culpa. 

Como dicen todos, el hubiera no existe y ahora solo nos quedará vivir a todos los fanáticos con otra terrible escena pero para Silver King fue lo que él quería, durante 34 años, nos dio una carrera espectacular, por lo menos de mi parte lo recuerdo por su paso en la WCW y llegada a la AAA, hasta porque no recordarlo como el emblemático villano de la lucha libre ‘Ramsés’ en ‘Nacho Libre’ y logró ser un representante más de nuestros cuadriláteros alrededor del mundo, una pérdida que todos lamentamos pero que que no será olvidado y esperemos que esto no se repita en un futuro, por el bien de los fans.


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

ATLETA DE LA SEMANA



Lluvia Carrillo, la ‘felina’ que domó al Tigre

Esta presentadora de TV se ha robado los corazones de propios y extraños, por su amor hacia el conjunto de los Tigres

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018