Zvonimir Boban y la patada que disolvió a Yugoslavia

2019 Jun 14

   Carlos Rodríguez Ávila / @miyagui_flx    2019 Jun 14


Este viernes el universo del Milan amaneció con una gran noticia cuando el club anunció que el croata Zvonimir Boban fue elegido por la actual directiva para ser el “Chief Football Officer” y ahora tiene la misión junto a Paolo Maldini, que cubrirá el hueco de Leonardo en la dirigencia técnica del club (que no es lo mismo que DT).

Al respecto de la llegada del Zorro, hoy me quise dar a la tarea de contarles de una de las patadas más icónicas de la historia del futbol. La que colocó a Boban como un héroe nacional en su país y que terminó con la liga yugoslava de futbol, todo en la previa de la independencia de Croacia de Yugoslavia.

El 13 d emayo de 1990 se llevó a cabo el Clásico de Yugoslavia en el Estadio Maksimir. El Dinamo de Zagreb recibió al Estrella Roja, los dos equipos exponentes de Croacia y de Serbia, respectivamente, pero no hablamos de cualquier estado del extinto país de Europa del Este, sino de los dos estados federados más importantes.

Este derby se dio en un clima de completa tensión pues una semana antes las elecciones multipartidistas en la Unión Democrática de Croacia, habían decidido la independencia del país, sin embargo, la principal oposición llegaba directamente desde Serbia, pues su líder Slobodan Milosevic tenía toda la intensión de mantener el antiguo sistema de Yugoslavia, aunque esto implicara tener que sobrellevar las diferencias entre cinco naciones distintas, con cuatro idiomas, entre católicos, ortodoxos y protestas, y con dos alfabetos diferentes (cirílico y latino).

Como era de esperarse la tensión política y social contagió al futbol y los ultras de ambas escuadras tenían más que cantada una guerra. Por un lado, los Bad Blue Boys (del Dinamo) y por otro los Delije (“Héroes” o “Valientes” del Estrella). Los enfrentamientos se dieron desde las afueras del estadio, por todas las calles de Zagreb, pero la policía supo contener la violencia y el partido se jugaría tal como estaba previsto.

El Dinamo salió a calentar con sus estrellas Boban, Suker, Ladic y Peternac; y el Estrella hacia lo mismo con Savicevic, Stosic y Prosinecki. Justo antes de que el árbitro diera el pitazo de inicio, la guerra se desató, con complicidad de la policía, los serbios atacaron a los croatas. Asientos, bengalas y todo tipo de proyectiles volaban por los cielos. Ante esta situación los hichas de Zagreb decidieron saltar a la cancha.

Acto seguido, todos los miembros del Estrella Roja se refugiaron en los vestidores. En un inicio la policía se había hecho ‘de la vista gorda’ pero ante la oportunidad de tener a los hinchas del Dinamo a tiro de piedras, contraatacaron y empezaron a reprimirlos. Algunos jugadores croatas decidieron quedarse en el campo para ayudar a sus seguidores, entre ellos Boban.

La leyenda del Milan vio como un policía tundía a un hincha que ya sobre el suelo ni se defendía y con el hervor de la sangre no esperó dos veces para salir a la defensa. Zvonimir lanzó un patada al policía y salvó al seguidor del Zagreb.

 

 

Al respecto, años más tarde Boban se pronunció sobre dicha patada y aseguró que “Ahí estaba yo, una cara pública preparada para arriesgar mi vida, mi carrera, todo lo que la fama puede comprar, todo por un ideal, por una causa: la causa croata”. Aquel incidente con los aficionados en el estadio dejó un saldo de más de 300 aficionados heridos.

Aquella ocasión la federación yugoslava de futbol le impuso un castigo de seis meses al croata, mismo que sería inútil ya que ese sería el último partido en la historia de la liga yugoslava.

Luego de esa patada estalló la Guerra de Yugoslavia que duró de 1991 a 1995 en la que murieron más de 20000 personas y que devino en la extinción de dicho país y, por consecuencia, de muchas naciones que finalmente lograron su independencia.


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

ATLETA DE LA SEMANA



Ada Hegerberg, la jugadora que le dijo no a un Mundial para exigir la igualdad en el futbol

La ganadora del Balón de Oro renunció a ir al Mundial con Noruega al no existir igualdad entre hombres y mujeres en este deporte

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018