Dejo de creer en ustedes hasta que no demuestren lo contrario

2019 Jul 03

   Elvis Pegueros / @ElvisPegueros    2019 Jul 03


La Copa Oro de la Concacaf parecía no ser un gran escenario para la Selección mexicana de futbol, pero a final de cuentas sí lo fue y lo fue para mal, porque gracias a torneos como este, un servidor ha descubierto que varios de los futbolistas a los cuales seguimos, admiramos, adoramos y hasta más, son una vil y absoluta mentira. El partido contra Haití por las semifinales de este torneo fue la prueba contundente para entenderlo. Porque contrario a lo que pudiéramos pensar, el verdadero nivel de este equipo se conoce realmente en este tipo de competencias y contra este tipo de rivales. Porque han sido más las veces que han decepcionado contra equipos cercanos al amateurismo, antes que los ocasiones cuando lograron dar la sorpresa contra una potencia

Y qué curioso es que en la misma época en la que los jugadores aztecas llegan al futbol europeo, tienen gran cartel y todos prometen grandes cosas, sea la misma época cuando se han dado resultados como el 7-0 contra Chile, perder contra Jamaica en semis de Copa Oro y ahora, ganarle un partido por un penal dudoso nada más ni nada que a Haití, en esa misma instancia de semifinales. Un equipo que no pudo hacerle gol en 120 minutos a un arquero que no tiene club para jugar no debe pasar desapercibido, porque algo muy fuerte nos quiere decir. Esos “héroes” en los que creemos a la hora de prender el televisor no son más que puros inventos de un negocio jugoso y muy bien establecido. Porque a la hora de que salen mal las cosas, señalamos a los directivos, a los entrenadores y a ellos les quitamos culpa, sin ponernos a pensar que probablemente ellos son los mayores culpables, como actores principales de este juego.

Y no se victimicen, nos queda claro que de víctimas no tienen mucho y más si los comparamos contra sus rivales de la zona. Porque con todo y que la máxima aspiración de los jugadores caribeños es jugar el torneo, sin importar mucho si ganen, pierdan o cuantos goles reciban, juegan con mucha más hambre, dignidad y ganas que ustedes, quienes tienen todos los lujos y demás cosas a favor. Y probablemente esto es lo que genere el negocio del futbol, jugadores que haciendo muy poco tengan todo y que por ello, pierdan interés en dar lo mejor de ellos a la hora de salir a la cancha.

Pero esto va más allá de la actitud. Porque si es cierto que como ellos lo dicen a final de cada partido,no se confían, que se esforzaron mucho para sacar el resultado y todos esos discursos de flojera, entonces es ahí donde se comprueba mi teoría. El futbolista mexicano es una vil y absoluta mentira y no volveré a creer en él o ellos, hasta que me demuestren lo contrario y de una manera real y contundente.

 


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

ATLETA DE LA SEMANA



Ada Hegerberg, la jugadora que le dijo no a un Mundial para exigir la igualdad en el futbol

La ganadora del Balón de Oro renunció a ir al Mundial con Noruega al no existir igualdad entre hombres y mujeres en este deporte

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2018