Sobre las mujeres y el futbol en Irán: los logros a medias no son victorias

2019 Oct 11

   Carlos Rodríguez Ávila / @miyagui_flx    2019 Oct 11


El pasado jueves 10 de octubre se vivió un hecho ‘histórico’ en el estadio Azadi, en Teherán, la capital de Irán, pues luego de más de cuatro décadas de prohibición las mujeres iraníes pudieron regresar de manera ‘normal’ a un partido de futbol. Y justo lo hicieron para presenciar la tercera goleada más grande en la historia de su selección, un 14-0 a su similar de Camboya, pero ¿realmente es una victoria en esta nueva etapa igualitaria e inclusiva que pretende la FIFA de Gianni Infantino?

Antes de continuar con mi crítica, es importante poner en contexto histórico la situación de Irán y entender porque, pese a que se trata de un 'avance', no se puede festejar como una conquista, así como lo están haciendo muchos medios a nivel internacional.

Irán, luego de la victoria de la revolución islámica en 1979, fue cuando implementó la restricción de asistencia femenina a los eventos públicos. Sobra explicar el estatuto de diminitud en el que viven todas las mujeres residentes de un estado islámico.

Fueron un aproximado de 3500 mujeres quienes asistieron al partido de eliminación de cara al Mundial de Qatar 2022, no se veía un número tan grande de damas en un estadio iraní desde 2018, cuando se le permitió el ingreso a apenas cientos de mujeres para la proyección del encuentro amistoso entre su selección y Bolivia, ojo, una proyección, no un partido en vivo; e incluso en aquella ocasión, el fiscal general lanzó un llamado de atención para que eso no volviera a repetirse porque un hecho de tal magnitud “podría llevar al pecado”.

La problemática tuvo mayor visualización a nivel mundial luego de la muerte de Sahar Khodayari. La mujer iraní acaparó la atención de la prensa internacional luego de que se inmolara viva (y posteriormente muriera) al enterarse de que podía ser llevada a juicio luego de que se descubriera que había asistido a un partido disfrazada de hombre. Hasta entonces fue que la FIFA decidió tomar cartas en el asunto.

Pese a que la frase “asistieron miles de mujeres” puede sonar numeroso, hay que recordar que el estadio en cuestión tiene capacidad para un total de 78 116 espectadores y si no asistieron más de 3500 mujeres fue porque la misma Federación sólo puso a disposición ese número de boletos, sí, un equivalente menor al 5%. También es importante recalcar que las mujeres estuvieron aisladas del resto de aficionados presentes en el Estadio Azadi.

Las reacciones positivas de la FIFA no se hicieron esperar. Infantino aseguró que “ya nada puede detenerse o revertirse. La historia nos ha enseñado que el progreso se da en fases y esto es el inicio de una travesía”. Joyce Cook, directora de educación y responsabilidad social de la FIFA declaró que “No se trata sólo de un partido. No vamos a apartar la vista de esto. Estamos firmes y comprometidos con que todos los aficionados tengan el mismo derecho, incluidas las mujeres, de asistir a los partidos”. Del dicho al hecho, hay un trecho, reza el viejo refrán.

También es importante recordar que la Federación Iraní de Futbol actuó porque el reglamento de la FIFA aclara que la discriminación se castiga con suspensión o expulsión del miembro de la Federación Internacional de Futbol Asociación que haya incurrido en la falta. Aunque repito, hasta después de la muerte de Khodayari fue que se dio todo esto.

Amnistía Internacional no tardó en reaccionar y describió la medida del estado de Irán como un “truco cínico de publicidad”, afirmando que el boletaje ofrecido a las mujeres había sido solamente un “número simbólico” y no representaba la igualdad de derechos que tanto el Estado Iraní, la Federación Iraní y hasta la FIFA festejan.

Personalmente, fue imposible no tener la piel de gallina al ver los videos de las mujeres llorando tras poder ingresar al estadio, pero todo ello desapareció al verlas aisladas dentro del mismo estadio y con un número que ni de cerca representa un porcentaje abundante o cuantitativo. Estoy en contra de que se celebre una ‘histórica victoria’ que no es más que la respuesta a que la Federación pueda ser expulsada de la FIFA, porque también es importante señalar que esta medida no ha sido legislada para el resto de encuentros del combinado nacional o para la liga local.

Si el futbol repercutirá en un cambio dentro de la sociedad iraní, deberá ser en una conquista total, no en un logro a medias.

 


Los más vistos


PRÓXIMO EVENTO

Horas

Minutos

Segundos

 

ATLETA DE LA SEMANA



Alicia "Pelé" Vargas: Pionera de una realidad llamada futbol femenil mexicano

La seleccionada nacional en el Mundial de 1971 entrará este martes al Salón de la fama de la FIFA en la clase 2019

 

LAMANODEDIOS.COM
DERECHOS RESERVADOS 2019